Lista de los mejores créditos sin papeles 2018

Los créditos rápidos sin papeleo en lo que no es necesario algún tipo de papeleo se solicitan en su mayoría a través de internet. Ya en varios ha dejado de ser un “fenómeno” en la financiación para pasar a ser algo completamente cotidiano y normal, una opción más para todos aquellos que buscan la ayudad de un financiamiento para poder salvar sus cuentas o realizar aquellos proyectos que desde hace mucho han tenido en mente pero el dinero había sido un gran obstáculo.

 

Vivus

Vivus

Minicrédito

  • Cantidad Máxima: 1000 €
  • Duración Máxima: 30 días
  • Primer Préstamo: 300 €
  • Con ASNEF: NO
  • Gratis 1º: SI
Solcredito

Solcredito

Minicrédito

  • Cantidad Máxima: 1000 €
  • Duración Máxima: 30 días
  • Primer Préstamo: 1000 €
  • Con ASNEF: SI
  • Gratis 1º: SI
Wonga

Wonga

Minicrédito

  • Cantidad Máxima: 600 €
  • Duración Máxima: 65 días
  • Primer Préstamo: 300 €
  • Con ASNEF: NO
  • Gratis 1º: SI

 

Claro está que hay personas que aún no están familiarizadas con este tipo de créditos rápidos sin papeleo por lo cual en esta ocasión trataremos de explicarlo.

En este tipo de créditos rápidos, el tiempo de respuesta y autorización desde el momento en el que terminas tu solicitud, se puede esperar que sea de solamente unos cuantos minutos. Así es, los trámites se han agilizado de tal manera que los usuarios de internet pueden pedir créditos online sin papeleos y pueden recibir el dinero de una manera muy fácil en su cuenta y sin tener que esperar horas o incluso días para saber obtener tu crédito.

 

¿Qué son los créditos rápidos sin papeles?

Si tienes experiencia en pedir financiación a un banco tradicional, sabrás que los trámites y documentación que requieren son enormes. Conseguir todo ese papeleo a veces puede ser realmente complicado, con lo que se trata de trabas que te alejan de tu objetivo: tener el dinero que necesitas.

Estas trabas tienen varias consecuencias que son desastrosas para quien necesita financiación. La primera es que se alarga mucho el tiempo de la concesión del crédito. El hecho de que tengas que ir de organismo en organismo pidiendo documentación es el principal culpable.

Otra consecuencia negativa es que pierdes mucho tiempo. Tienes que dedicar bastantes horas a ir a cada edificio, buscar aparcamiento, hacer colas, explicar tu caso… y el tiempo es lo más importante que tenemos, por lo que también hay que tener este factor en cuenta.

Por último, una cantidad tan alta de requisitos deja fuera a mucha gente, bien porque no sean capaces de recabar la documentación o bien porque no cumplan con todos esos requisitos. Imagina recibir un “no” después de haber perdido tanto tiempo por el camino.

Contra todo esto surgen los créditos rápidos sin papeleos, que son exactamente lo contrario de lo que te acabamos de contar. Están abiertos a todo el mundo, con unos requisitos muy bajos, sin documentación y sin tener que salir de casa.

Como requisitos, solo se suele pedir el DNI y el hecho de contar con unos ingresos regulares. Algunas entidades pueden pedir que estés fuera de listas de morosos como ASNEF, Experian o RAI. Fuera de ahí, no suelen existir mayores requisitos.

En este tipo de créditos lo haces todo online, desde la comodidad de tu sofá. Esto hace que ahorres muchas horas, ya que no pierdes el tiempo en ir de oficina en oficina, y puedes contactar con decenas de entidades en solo unas horas.

La contestación es prácticamente instantánea, con lo que en seguida sabrás si has sido admitido o no. Esto te permite no perder el tiempo esperando respuestas, sino que rápidamente podrás ir a otra entidad en caso de ser rechazado.

Los créditos sin papeles son llamados así porque casi no tienes que entregar documentación, por lo que te puedes olvidar de recabar toda la documentación que sí que te piden en los bancos.

Como ves, este tipo de créditos son una opción mucho mejor que la clásica financiación de los bancos, con lo que parece lógico que en los últimos años se hayan convertido en tendencia y se estén imponiendo a los préstamos que conceden los bancos.

 

¿Para quién están pensados los créditos online sin papeleos?

Este tipo de créditos está pensado para cualquier persona que no quiera perderse en un mar de trámites que le lleven a desesperarse. No obstante, hay un perfil aún más específico: el de quien suele ser rechazado por los bancos tradicionales.

Para este tipo de personas, tener otra vía de financiación, en la que además no se le exigen tantos requisitos, es algo fantástico. Se trata de una manera alternativa de conseguir la liquidez que necesitan por cualquier motivo.

Por ejemplo, quienes se encuentran en archivos de morosidad siempre son rechazados en los bancos tradicionales. En los créditos sin papeleos tienen posibilidades, dependiendo de la entidad.

Aunque hay algunas que no les admiten, la gran mayoría sí que concede créditos con ASNEF o limita las personas que se queden fuera a quienes tengan más de 1.000€ de deuda, con lo que la mayoría puede acceder a estos créditos rápidos online sin problemas.

También son ideales para las personas que no tienen nómina, pero cuentan con algún otro ingreso regular. Los bancos suelen rechazar este perfil, mientras que prácticamente todas las entidades de préstamos online le admiten.

Tanto si se trata de una pensión, un subsidio por desempleo o de cualquier tipo, un alquiler de un inmueble… cualquier tipo de ingreso regular demostrable es bienvenido en los créditos sin papeleos, consiguiendo así el dinero que se necesita.

Las personas mayores son otro de los colectivos más beneficiados por estos créditos sin papeles. Aunque algunas entidades tienen una edad máxima para conceder el crédito, la mayoría es bastante flexible en este aspecto.

En los bancos sucede todo lo contrario, ya que tener una edad alta suele impedir el acceso a cualquier tipo de crédito, mucho más a aquellos que se pagan a largo plazo. Pedir un crédito rápido sin papeleos puede ser la solución a esto.

.

¿Cuánto tiempo tardan?

Las instituciones que ofertan este tipo de créditos manejan un periodo general de 10 minutos  que transcurren entre la solicitud y la recepción del dinero en las cuentas de los clientes, este tiempo de espera puede aumentar sólo si hay algún tipo de incidencia con los datos que el usuario solicitante haya otorgado en su solicitud.

Claramente, al comparar los tiempos que ofrecen las entidades bancarias podemos apreciar la gran diferencia. El proceso de las oficinas bancarias suele durar al menos varios días e incluso en muchos de los casos pueden llegar a ser varias semanas de espera, todo dependiendo del tipo, cantidad y plazos del préstamo.

 

¿Por qué tan poco tiempo?

Esta gran diferencia de tiempo se debe principalmente a dos motivos.

  • El primero es que existe una mayor disponibilidad online, es decir, no existe la necesidad de que exista un despacho físico con un horario de atención determinado por lo que la atención al cliente puede ser durante las 24 horas del día y los 365 días del año gracias a un sistema informático automatizado que procesa todas las solicitudes que se reciben.
  • El segundo punto de diferencia es la eliminación de procesos y dificultades burocráticas.

Los tiempos largos de espera en las oficinas bancarias tienen unos horarios muy estrictos y bastante reducidos para la atención al cliente, generalmente de lunes a viernes durante las mañanas. Esto hace que los clientes tengan una dificultad mayor para acudir a solicitar un crédito por lo que se limita el tiempo dedicado por el personal a los trámites necesarios de cada préstamo.

 

Conclusión

Los créditos rápidos y sin papeleos solo pueden ser por cantidades monetarias no tan altas pero las ventajas que te ofrecen estos créditos rápidos sin papeles son muchas, algunas de ellas son por ejemplo la gran facilidad que se te otorga tanto en la solicitud como en el momento de la devolución del préstamo que has solicitado. Estos dos trámites son completamente online y son a través de plataformas fáciles y muy rápidas de usar por lo que los usuarios o clientes  no necesitan tener conocimientos o dominio previo de conceptos informáticos y financieros complicados.

Otra ventaja de este tipo de créditos es la discreción, esta cualidad es bastante valorada por muchos usuarios, ya que esto les permite solicitar su crédito anónimamente y con respecto a su entorno, sin la necesidad de que ningún familiar o amigo se implique ni se entere.

Otro punto a favor es la disponibilidad geográfica puesto que sólo necesitas y basta tener un ordenador, una Tablet, un Smartphone o cualquier otro aparato con conexión a Internet para así poder solicitar la financiación que hasta ahora se negaba a una gran cantidad de personas.