Los mejores Préstamos sin aval 2018

¿Estás buscando préstamos sin aval? En ese caso, estás en la mejor web posible, porque tenemos una completa guía sobre este tipo de préstamos. Y, por supuesto, también te ofrecemos un análisis de las mejores empresas de préstamos sin aval del mercado

Aquí te dejamos todos los requisitos y condiciones que necesitas para poder pedir un crédito sin aval. Te recomendamos que compares bien entre todas las compañías y entidades financieras dependiendo de la cantidad de dinero que necesites y tu situación económica particular.

 

Solcredito

Solcredito

Minicrédito

  • Cantidad Máxima: 1000 €
  • Duración Máxima: 30 días
  • Primer Préstamo: 1000 €
  • Con ASNEF: SI
  • Gratis 1º: SI
Vivus

Vivus

Minicrédito

  • Cantidad Máxima: 1000 €
  • Duración Máxima: 30 días
  • Primer Préstamo: 300 €
  • Con ASNEF: NO
  • Gratis 1º: SI
Wonga

Wonga

Minicrédito

  • Cantidad Máxima: 600 €
  • Duración Máxima: 65 días
  • Primer Préstamo: 300 €
  • Con ASNEF: NO
  • Gratis 1º: SI

 

¿Qué son los préstamos sin aval exactamente?

Para explicar qué son los préstamos sin aval, quizá sea preferible empezar explicando qué son los préstamos con aval. Es decir, los préstamos normales de toda la vida. De esta forma, podremos ver con claridad qué son los préstamos sin aval con tan solo quitar el aval de la ecuación.

Un préstamo con aval (un préstamo normal) es un préstamo que una entidad financiera concede a una persona utilizando una cosa como garantía para el pago de la deuda en el caso de que el deudor sea insolvente.

Es decir: Imagina que te prestan 10.000€ y pones tu coche como aval. Si, mes tras mes, vas devolviendo el dinero que debes, no pasa nada. Si, al finalizar el plazo de devolución del préstamo, todo ha ido bien y has devuelto el dinero, no hay problema. El trato ha concluido adecuadamente.

Sin embargo, si te retrasas en los plazos o, definitivamente, te declaras insolvente y no puedes devolver el préstamo, la entidad financiera se quedará con tu coche. De esta forma, ellos podrán vender el coche y saldar parte o la totalidad de la deuda.

Como puedes imaginar, este tipo de préstamos son bastante peligrosos, porque si has puesto el coche como aval y se lo quedan, te han hecho una buena faena. Pero imagínate si lo que has puesto como aval es tu casa o la de tus padres.

Y, créeme, ha habido muchos casos como este último, y te aseguro que no quieres verte en esa dramática situación,

Por otro lado, tenemos los préstamos sin aval. En este tipo de préstamos la entidad financiera no te exige que pongas un aval como garantía en caso de impago. Por tanto, en el caso de que impagues, estarás en listas de morosos, pero, al menos, no perderás el coche, la casa o cualquier otro aval.

Así, si, un tiempo después, devuelves el dinero que te prestaron y que no devolviste a tiempo, podrás salir de la lista de morosos y no habrás perdido el aval.

Es decir, un préstamo sin aval es una fórmula que ofrece mucha más seguridad al tomador del préstamo.

Ahora bien, aquí hay una pregunta que responder: ¿Y cómo es posible que una entidad financiera esté dispuesta a asumir un riesgo mayor? Y la respuesta es simple: A mayor riesgo, mayor rentabilidad.

Esta es una ley básica de las inversiones y los préstamos: Si prestas dinero a largo plazo, recibirás más intereses que si prestases dinero a corto plazo; si prestas dinero con riesgo, recibirás más intereses que si prestases dinero de forma segura.

Así pues, para la entidad financiera es un buen negocio, porque el mayor riesgo les permite cobrar mayores intereses. De esta forma, si alguien impaga, no hace falta que ejecuten la garantía de un aval, porque ya compensan esa pérdida con las ganancias extraordinarias obtenidas a partir de las demás personas que sí han devuelto el préstamo.

Obviamente, dicho así, podría parecerte que no es del todo un buen negocio para ti. Al fin y al cabo, si te cobran el doble de intereses… ¿Por qué deberías aceptarlo?

Aquí ya entramos en la elección de la mejor opción para cada uno, y eso es algo que debes analizar por ti mismo: ¿Te compensa más pagar intereses más altos o arriesgar tu coche o tu casa?

No hay respuesta única. Cada situación es distinta. Sin embargo, sí es cierto que los préstamos sin aval suelen ser adquiridos por ciertos tipos de personas y familias concretos. Y de eso vamos a hablar en el siguiente apartado.

 

¿Para quién están pensados los préstamos sin aval rápidos?

Los préstamos sin aval rápidos están pensados, sobre todo, para los siguientes grupos de personas:

Rentas bajas

El grupo que más habitualmente recurre a los préstamos rápidos sin aval son las rentas bajas. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que suelen ser personas que no tienen aval para optar por un préstamo normal.

Imagina una familia que vive de alquiler, no tiene coche (o es uno muy deteriorado, hasta el punto de que ninguna entidad lo acepta como aval) y que no tiene familiares que estén dispuestos a avalarles.

¿Qué puede hacer una familia en esa situación? Pues, lógicamente, si necesitan un préstamo, no tienen más alternativa que la de acudir a un préstamo sin aval.

Estudiantes

A los estudiantes les pasa algo parecido: No tienen propiedades con las que avalar sus proyectos. Es cierto que, en ocasiones, disponen de los avales de los padres, pero no siempre es la mejor idea utilizarlos (como veremos en el apartado dedicado a los préstamos sin aval para emprendedores).

En general, los estudiantes suelen necesitar dinero tanto para imprevistos como para, sobre todo, emprender ideas de negocio (para los gastos imprevistos suelen contar con el apoyo de los padres).

Y, por supuesto, hay entidades financieras que están dispuestas a otorgar estos préstamos para que los más jóvenes hagan realidad sus ideas de negocio.

Jubilados

Los jubilados, por último, suelen acudir a los préstamos sin aval porque, aunque suelen tener una vivienda en propiedad, es lo único que tienen y, por lo tanto, no están dispuestos a ponerla en riesgo (con muy buen criterio, dicho sea de paso).

Es por ello que prefieren asumir unos intereses un poco mayores y evitar ese riesgo tan elevado que les supondría perder la vivienda a una edad tan avanzada.

Hay que decir que, en este caso, hay veces que las empresas financieras ponen algunas trabas, porque es habitual que tengan una edad límite a partir de la cual ya no conceden préstamos (porque si la persona muere, perderían la posibilidad de recuperar el dinero prestado).

En cualquier caso, en los casos en los que sí se conceden préstamos, los jubilados suelen acudir a este tipo de préstamos sin aval, por las razones que ya hemos mencionado en los párrafos anteriores (y que nos parecen de lo más sensatas).

 

Préstamos sin aval para emprendedores: Haz realidad tus sueños

Son muchos los jóvenes que tienen ideas para desarrollar empresas, pero que no disponen de capital para hacerlas realidad. Y lo que les ofrece el sistema es que tomen la casa de sus padres y la usen como aval para obtener un préstamo… ¡Y eso es peligrosísimo!

Nosotros recomendamos que tomen un préstamo sin aval. Es cierto que los intereses serán mayores, pero es una opción mucho más inteligente, porque, si la empresa fracasa, no tendrás más problema que el de tener que devolver el préstamo para salir de la lista de morosos.

De la otra forma, la empresa habrá fracasado, estarás en la lista de morosos y, además, tus padres se habrán quedado sin casa. Y, teniendo en cuenta que el 70% de las empresas fracasan antes de llevar dos años funcionando, tener esta precaución es fundamental.

Además, son muchas las entidades financieras de préstamos sin aval que ofrecen préstamos especiales para emprendedores, con condiciones ligeramente distintas a las que ofrecen a otro tipo de personas que buscan un préstamo.

Y recuerda que, en ocasiones, no es necesario tomar un préstamo para emprender. Tenlo en cuenta y asegúrate de qué es lo que necesitas para montar esa empresa por la que tanta ilusión tienes.

 

¿Qué características tienen los créditos sin aval?

A continuación, aclarado qué son y para quién están pensados los préstamos sin aval, te mencionamos cuáles son las características más habituales de este tipo de préstamos:

  1. Procedimiento rápido y simple: La primera característica que suelen tener este tipo de préstamos es que el procedimiento para obtenerlos es muy simple y rápido. En apenas unos minutos, te validan (o no) para recibir el préstamo. Y, tras este visto bueno, tardan menos de dos días en enviarte el dinero directamente a tu cuenta bancaria.
  2. Cantidades reducidas: En general, los préstamos sin aval no ascienden a cantidades tan elevadas como las que puedes conseguir en un préstamo personal normal y corriente de cualquier banco. Normalmente son cantidades más pequeñas que llegan hasta, como mucho, 1000€ (aunque esto dependerá de cada entidad, claro).
  3. Plazos variables: Los plazos de entrega de estos préstamos también son bastante variables. Algunas entidades te dan el préstamo y te exigen la devolución al cabo de uno o dos meses al completo, mientras que otras entidades plantean plazos y modos de devolución más tradicionales (con cuotas mensuales).
  4. Tasas de interés algo superiores a la media: En general, los préstamos sin aval tienen una tasa de interés superior a la media, por la sencilla razón de que la entidad que ofrece el préstamo está asumiendo un mayor riesgo (porque, al no tener aval, no hay forma de “saldar” la deuda si no pagas). Sin embargo, en los últimos tiempos, la competencia entre diferentes entidades de este tipo ha hecho que estas tasas no se vayan por las nubes.
  5. Sin papeleos y 100% online: Por supuesto, uno de los principales atractivos de este tipo de préstamos es que son totalmente online, de tal forma que no tienes que andar preocupándote por papeleos. Esto aporta comodidad y rapidez.

 

¿Qué requisitos exigen para obtener un préstamo sin aval?

Cuando tomamos un préstamo sin aval se asegurarán de que cumplamos con ciertos requisitos (como es natural). Estos requisitos, por supuesto, pueden variar dependiendo de cada entidad, pero los siguientes suelen ser habituales:

  1. Tener nacionalidad española: El primer requisito será que tengas la nacionalidad española. Es importante destacar que no será necesario que hayas nacido en España, sino que, simplemente, tengas un DNI o un NIE.
  2. Ser mayor de edad: Otro requisito muy habitual es que seas mayor de edad. Sin embargo, en algunas entidades exigen que tengas más de 21 años, no solo mayor de edad. Si eres joven, tienes que echar un vistazo a este requisito para ver si lo cumples. También es habitual que no se concedan préstamos a partir de cierta edad (70 años, por ejemplo).
  3. Tener ingresos regulares: El punto más importante de los préstamos sin aval es el de exigir ingresos regulares para poder hacer frente al préstamo. Sin embargo, no importa de dónde vengan esos ingresos: Puede ser una pensión, rentas del capital, un subsidio… Cualquier cosa.
  4. Ser titular de una cuenta bancaria: Lógicamente, necesitarás una cuenta bancaria para que te hagan la transferencia de dinero. El titular de la cuenta y el tomador del préstamo debe ser la misma persona.
  5. Sobre estar en ASNEF: Muchas personas se preguntan si le pueden conceder un préstamo estando en la lista de morosos ASNEF. La respuesta es que sí. Dependerá de la entidad, por supuesto, pero muchas entidades financieras que ofrecen préstamos sin aval son capaces de analizar tu perfil y decidir si darte o no el préstamo incluso aunque estés en ASNEF.

Como puedes ver, no son requisitos demasiado complicados. De hecho, algunos préstamos se dan con una facilidad pasmosa, incluso estando en una lista de morosos como la de ASNEF. Por tanto, no deberías tener problema para obtener tu crédito.

 

Las mejores empresas de minicréditos sin aval

Para terminar, después de haber hecho este análisis en profundidad de qué son y qué características tienen los préstamos sin aval, pasamos a recomendarte las que consideramos las mejores empresas de préstamos sin aval.

Estas empresas las hemos analizado y las hemos elegido porque son las que mejores condiciones ofrecen a sus clientes (por tanto, son la opción más inteligente a la hora de contraer una deuda):

 

Quebueno dinero inmediato online sin avales

QueBueno¿Necesitas 300€ para devolver en 30 días? Si solicitas dinero por primera vez con Québueno sólo podrás pedir esta cantidad, en futuras ocasiones el volumen que puedes solicitar se eleva a 900 Euros. Sus principales ventajas sobre el resto de entidades son:

  • Sólo necesitas disponer de una tarjeta de crédito donde recibirás el dinero solicitado y del mismo modo será donde te carguen el préstamo acabado el tiempo de devolución.
  • No tiene comisiones por pago anticipado.
  • No es necesario disponer de nóminas ni avales y no importa que tu nombre aparezca en un listado de morosos.

¿Has visto que fácil lo pone Quebueno?


Wonga, préstamos rápidos sin aval en 5 minutos

WongaSi es la primera vez que vas a solicitar un micropréstamo con Wonga sólo podrás pedir 300€. La buena noticia es que por tu primer préstamo sólo pagas 5€ de intereses. En sucesivas ocasiones podrás ampliar tu volumen de crédito hasta 600€. Esta es la información básica que debes conocer sobre Wonga para saber si se ajusta a lo que buscas y necesitas:

  • Concede préstamos sin aval ni nómina. Sólo has de justificar ingresos mensuales de cualquier índole.
  • Tienes hasta 60 días para devolver el dinero y si quieres también puedes pedir una prorroga extra de un mes, pagando 15€ extras.
  • Como requisitos, tendrás que: ser residente español, tener un número de móvil y cuenta bancaria y ser mayor de edad.

Solcrédito, préstamos rápidos ain aval de  hasta 600 Euros

SolcreditoConsigue hasta 600€ de  dinero sin nómina y sin aval. ¿Quieres un crédito rápido, sin papeleos ni complicaciones?

Sol Crédito es lo que buscas. Concede dinero rápido con ASNEF, sin nóminas ni avales. Consigue un máximo de 600 € a devolver en 30 días siempre que cumplas con las siguientes premisas:

  • Tener entre los 21 años de edad y los 80 como máximo.
  • Tener unos ingresos mensuales demostrables para poder hacer frente al pago de tu préstamo.

 

Como puedes ver, los préstamos sin aval son una gran opción para buena parte de la población. Esperamos que esta información te haya resultado útil y que te ayude a encontrar la empresa que mejores condiciones te ofrezca para tu préstamo.

 

 

Share This