¿Cómo salir de ASNEF?: Te lo explicamos paso a paso!

Solicitar créditos en la actualidad es una de las habilidades que no muchas personas tienen del todo desarrollada. La importancia que tiene cuidar nuestro crédito es fundamental pues en los tiempos que corren, las tarjetas de crédito se encuentra presentes en prácticamente todo tipo de transacciones que se efectúan en tiendas, compras en internet, adquisición de servicios o hasta para solicitar créditos en las diversas instituciones financieras para ellos es fundamental no aparecer  en el asnef.

Debido a que, como se mencionó anteriormente, muchas personas no llevan un adecuado control de su vida financiera, las deudas y los impagos se acumulan en un abrir y cerrar de ojos, de tal manera que antes de que se den cuenta, muchos terminan formando parte del temido grupo de ASNEF.

El ASNEF es la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, que básicamente consiste en una organización que funge como enlace entre las entidades financieras especializadas en España en financiación al consumo y las Administraciones Públicas.

De esta manera, un amplio sector de la población española requiere del uso de diversos créditos, ya sea para comprar bienes y servicios, o para emprender proyectos de vida, como negocios o cursos para crecer profesionalmente. Sin embargo, los que se encuentran en la lista de ASNEF o en alguno de los diferentes ficheros de morosos del país, que actualmente son alrededor de unos dos millones de españoles, por desgracia no pueden acceder a los mismos beneficios que aquellos que tiene un buen historial crediticio pues estos últimos serán los primeros que favorecerán las diversas instituciones bancarias.

No obstante, para recuperar esa confianza de los bancos, que nos permita acceder a una vida crediticia saludable, a continuación observaremos los pasos a realizar para salir del temible fichero de ASNEF.

 

Conocer si estas en Asnef

En primer lugar, lo más importante es tener la certeza de que no nos encontramos dentro del fichero de morosos del ASNEF, pues este suele ser el primer obstáculo cuando se nos niega un préstamo en una institución bancaria. Por lo tanto este es el primer paso a realizar, saber sí te encuentras o no en el ASNEF. El proceso para conocer ese dato es muy sencillo. Básicamente se puede obtener esta información de más de una forma posible.

La forma más sencilla es poniéndote en contacto con la institución para solicitar dicha información.

 

  • Ya sea por correo electrónico a la dirección sac@equifax.es
  • Por carta al apartado de correos 10.546, Madrid 28080
  • Incluso por vía telefónica, al número: 902126000, donde te comunicarás al servicio de atención al consumidor de EQUIFAX, que corresponden a los gestores de ASNEF.

 

Para solicitar tu información, únicamente debes aportar como documentación, una fotocopia de tu DNI, ya sea en documento PDF o Word. Si no cuentas con este, también puedes brindar cualquier documento que acredite tu identidad, como el pasaporte o la licencia de conducir. Para recibir la respuesta sobre tu situación con ASNEF, pueden demorar por ley hasta un mes para contestar.

 

También se puede acudir directamente de forma física a las entidades financieras para solicitar la información, solo que en este caso no se nos dará a conocer cuál es la empresa con la que se encuentra asociada nuestra deuda.

Finalmente, otra opción es acudir directamente a la central del fichero de morosos, donde se nos facilitará toda la información requerida. En caso de que no se pueda acudir físicamente a dicha instancia, podemos ponernos en contacto por los medios mencionados anteriormente.

Cabe mencionar que este proceso es muy importante, pues es posible que nuestro nombre se encuentre asociado al ASNEF, o incluso al RAI, que es el Registro de Aceptaciones Impagadas. Estos son los dos principales ficheros de morosidad que se encuentran vigentes en España actualmente. Sin embargo, es vital que sepamos en que lista nos encontramos presentes, pues tanto ASNEF como RAI manejan procesos distintos. Mientras que ASNEF, que está gestionada por la empresa EQUIFAX, se encarga exclusivamente de los particulares, RAI, por su parte, abarca un registro en el que solo pueden inscribirse personas jurídicas.

 

¿Cómo salir de ASNEF?

Una vez que ya pudimos corroborar sí nos encontramos en la lista de ASNEF, es momento de realizar el siguiente paso. Si no nos hayamos en ASNEF es una excelente noticia pero de encontrarnos en su lista de morosos, lo siguiente es conocer los pasos para que podamos salir de esta terrible clasificación que nos aleja de los créditos y préstamos que tanta falta hacen en el mundo moderno de hoy en día.

Por su puesto, antes de continuar con esta guía, es vital que se tenga muy en cuenta que para dar el primer paso y salir de un fichero de morosidad, es necesario que en primera instancia, se esté seguro de que se puede liquidar la totalidad de la deuda que se tiene pendiente y que este es el motivo por el que nos hallamos presentes en la lista de morosidad.

Una vez confirmada nuestra presencia en una lista de morosidad, en este caso ASNEF, tal como ya se mencionó anteriormente, la mejor forma de salir con rapidez de dicho registro es liquidando cuanto antes la deuda pendiente. Una vez cumplido este compromiso, ya no habrá motivo alguno para que sigamos presentes en el fichero de morosos de ASNEF. Sin embargo, aquí todavía no termina nuestra guía para garantizar absoluta tranquilidad en nuestra relación con el ASNEF, pues es vital que confirmemos nuestro estatus luego de haber pagado la cantidad correspondiente que se debía.

 

Confirmar salida de ASNEF

Una vez hecho el pago de nuestra deuda pendiente, la parte final de nuestro proceso consiste únicamente en la confirmación de la cancelación del ASNEF, es decir, asegurarnos de que nuestro nombre haya sido eliminado definitivamente del temido fichero.

Para ello, debemos realizar el trámite personalmente. Esto es importante, porque muchas veces, las diversas empresas que se encargan de gestionar este tipo de listas, no suelen actualizar sus ficheros como es debido, por lo que suele suceder que muchas personas que ha finiquitado sus deudas siguen teniendo inconvenientes para solicitar préstamos y créditos,  pues sin percatarse de ello, siguen en los ficheros de ASNEF a pesar de haber liquidado todas sus deudas, lo cual sucede porque nunca confirmaron que efectivamente su nombre hubiese sido borrado de las listas.

Para confirmar esto, únicamente debemos acudir al registro del ASNEF o del RAI, si es el caso, y presentar el comprobante de pago que avale que la deuda pendiente ha sido saldada por completo. Con esta acción se habrá comprobado que nuestra deuda ha sido finiquitada de forma definitiva, y en consecuencia la lista se actualizará de forma inmediata y nuestro nombre habrá desaparecido de la misma.

Es por este motivo que siempre se recomienda guardar todos los documentos y recibos que acrediten nuestros pagos, para presentarlos como pruebas ante una posible necesidad de limpiar nuestro nombre de los registros de morosidad.

Una vez realizados todos estos procedimientos, nuestra inscripción en los ficheros de morosidad ya tendría que haber sido eliminada por completo, sin quede prueba alguna de que alguna vez formamos parte de esta lista, por lo que en automático, seremos nuevamente candidatos ideales para los accesos a créditos, prestamos urgentes e hipotecas. Hay que mencionar que aunque se trata de un proceso sencillo, lo cierto es que puede tornarse largo y tedioso, por lo que es muy importante tener paciencia y asegurarnos de que los pasos a seguir sean cumplidos a cabalidad.

 

Salir del Asnef sin pagar la deuda

Técnicamente, también existe un método mucho más sencillo para desaparecer de la lista de morosos de ASNEF. Y es mucho más sencillo porque no tienes que hacer prácticamente nada más que esperar a que tus datos se borren de los ficheros de ASNEF.

Esto es posible gracias a que por ley, la anotación de tu deuda solo puede aparecer en los ficheros por un periodo máximo de seis años. Luego de esa fecha, según las leyes vigentes de España, tú nombre debe ser borrado de los registros, lo cual no quiere decir, y esto es muy importante recordarlo, que la deuda haya sido prescrita como tal, pues esta seguirá estando activa hasta que no saldemos la respectiva cantidad que se encuentra pendiente.

Por lo tanto, este método es muy poco recomendable, ya que además de que es poco honesto dejar deudas pendientes, es posible que ciertas entidades o establecimientos conserven sus propios registros sobre nuestro historial crediticio, por lo cual todavía es posible que se nos nieguen los créditos, y de presentarse esa situación, no contaríamos con ningún comprobante que nos permita hacer alguna reclamación al respecto.

 

Conclusión

En esto consisten los procedimientos y pasos a seguir para salir de las listas de ASNEF. Desde luego, se trata de un método que como todo proceso burocrático puede llegar a tornarse bastante largo, pero vale la pena invertir el tiempo y dinero necesarios para recuperar nuestro buen historial, y con ello la posibilidad de acceder a los múltiples instrumentos de financiación que ofrecen las diversas entidades económicas de la actualidad.

Una vez resulto este problema habremos obtenido una valiosa experiencia respecto a nuestro manejo financiero, con lo cual podremos hacer un mejor uso de estos instrumentos y de la responsabilidad que conlleva adquirir diversas deudas a lo largo de nuestra vida cotidiana.

Si aún asi no consigues salir de las listas y necesitas financiación te recomendamos que visites los préstamos con ASNEF como alternativa a tus posibilidades.