Préstamos personales sin moverte de casa

¿Estás cansado de tocar a la puerta de entidades financieras para buscar el mejor préstamo personal? ¿No tienes tiempo de estar comparando intereses o de tener reuniones interminables con agentes? Entonces los préstamos personales online son un producto que te interesa. Sin necesidad de salir de casa podrás hacer una comparativa de préstamos, intereses de gestión, tiempo de devolución, etc. y encontrar el crédito que mejor se adapte a tus circunstancias personales.

Codifis

Préstamo Personal

  • Cantidad Máxima: 6.000€
  • Duración Máxima: 96 meses
  • Primer Préstamo: -
  • Con ASNEF: NO
  • Gratis 1º: NO
Monedo Now

Monedo Now

Préstamo Personal

  • Cantidad Máxima: 5.000 €
  • Duración Máxima: 48 meses
  • Primer Préstamo: -
  • Con ASNEF: NO
  • Gratis 1º: NO
BigBank

Bigbank

Préstamo Personal

  • Cantidad Máxima: 10.000€
  • Duración Máxima: 120 meses
  • Primer Préstamo: -
  • Con ASNEF: NO
  • Gratis 1º: NO

La economía es un ente vivo que evoluciona según la demanda de los usuarios. Ya no es necesario seguir el método tradicional de ir al banco a pedir un préstamo o recurrir a prestamistas privados poco fiables. El mundo online ha facilitado mucho la tarea de pedir un préstamo ahorrando la típica burocracia bancaria o las esperas innecesarias.

Los préstamos personales online ya son una realidad. Los bancos se han sumado a esta corriente cada vez más demandada y son muchos los que ofrecen créditos online a golpe de clic. ING y Banco Popular son dos de las compañías que ofrecen este tipo de contratación.

Dónde puedo pedir un préstamo personal online

Estas son las opciones de entidades de crédito que operan en España, donde podrás solicitar préstamos personales online. Compara todos los créditos y microcréditos que se ofrecen antes de elegir el tuyo.

ING direct: préstamos online de hasta 40.000 € en sólo 48 horas.

ING direct: préstamos online de hasta 40.000 € en sólo 48 horas.

A devolver entre 12 y 60 meses.

Cofidis: préstamos personales hasta 15.000 €.

Cofidis: préstamos personales hasta 15.000 €.

Dependiendo de la finalidad para la cual se vaya a pedir el crédito, la devolución podrá ser de 24 a 48 meses.

Bigbank: Concesión de préstamos hasta 10.000€ para invertir en lo que quieras.

Bigbank: Concesión de préstamos hasta 10.000€ para invertir en lo que quieras.

El plazo de devolución es mínimo de 6 meses y máximo de 5 años.

Cetelem: Consigue créditos online hasta 60.000€

Cetelem: Consigue créditos online hasta 60.000€

Elige el plazo para hacer la devolución hasta un máximo de 5 años.

Crosslend: créditos personales rápidos hasta 30.000€.

Crosslend: créditos personales rápidos hasta 30.000€.

Máximo de plazo de amortización 60 cuotas.

Creditocajero: minicréditos de 300€ en 10 minutos en tu cuenta.

Creditocajero: minicréditos de 300€ en 10 minutos en tu cuenta.

Por un préstamo online de 100€ a devolver en 30 días pagarás 36,95€ de gastos.

Fundingcircle: préstamos online para empresas hasta 250.000€.

Fundingcircle: préstamos online para empresas hasta 250.000€.

34,00€ de intereses por 100€ a devolver en 30 días

Contante: solicita dinero urgente hasta 500€.

Contante: solicita dinero urgente hasta 500€.

El plazo máximo de devolución es de 5 años y el tipo de interés del 4,79%.

Crédito Rápido: préstamos personales por un máximo de 700€.

Crédito Rápido: préstamos personales por un máximo de 700€.

Por 100€ a pagar en 30 días pagarás 37,41€ de intereses

Wonga : Minicréditos por sólo 5€ de intereses

Wonga : Minicréditos por sólo 5€ de intereses

Primer préstamo de 100€ a pagar en 30 ó 60 días con solo 5€ en concepto de intereses

Disfruting by Gedesco: préstamos usando tu coche como aval

Disfruting by Gedesco: préstamos usando tu coche como aval

No pagas intereses, sino una mensualidad para poder usar tu coche hasta devolución del préstamo

Savso: Préstamos online hasta 900€.

Savso: Préstamos online hasta 900€.

Si pides 100€ a abonar en 13 ó 26 semanas, pagarás un total de intereses de 55,74€ ó 92,40€

Twinero: concesión de créditos con ASNEFO

Twinero: concesión de créditos con ASNEFO

Pedir 100€ de crédito te supondrá 35,00€ de intereses

Cashper: Hasta 500€ rápidamente en tu cuenta

Cashper: Hasta 500€ rápidamente en tu cuenta

100€ a pagar en 15 días o un mes, tiene un coste de 15,00€ ó 25,00€ en concepto de intereses

Pepedinero: Créditos urgentes con ASNEF hasta 500€

Pepedinero: Créditos urgentes con ASNEF hasta 500€

Si pides 100€ de crédito a devolver en 30 días, pagarás 30,00€ de interés.

Solcrédito: minipréstamos de hasta 600€

Solcrédito: minipréstamos de hasta 600€

100€ de crédito te supondrá 35,00€ de intereses

Viaconto: Dispón de 400€ en minutos

Viaconto: Dispón de 400€ en minutos

Si pides 100€ de crédito a devolver en 20 días: los intereses serán de 23€

Vivus: Tú primer prestamo a 0% de intereses

Vivus: Tú primer prestamo a 0% de intereses

A partir del segundo préstamo, si pides 100€ a pagar en 30 días, los intereses son de 24€

Agencia negociadora

Agencia negociadora

Gana liquidez reunificando tus deudas

Creditomas: Préstamos personales de hasta 500€.

Creditomas: Préstamos personales de hasta 500€.

Primer préstamo gratis. A partir del segundo, por 100€ a pagar en 30 días pagarás 30,00€ de intereses

Kredito24: Dinero urgente sin papeleos ni esperas

Kredito24: Dinero urgente sin papeleos ni esperas

Si pides 100 Euros a devolver en 30 días pagarás 35,00 euros de intereses.

Creditorapid: minicréditos rápidos hasta 200€.

Creditorapid: minicréditos rápidos hasta 200€.

100€ a devolver en 15 días equivale 25€ de intereses

Dineo: micropréstamos urgentes hasta 500€.

Dineo: micropréstamos urgentes hasta 500€.

Por 100€ en 30 días pagarás 35€ de intereses (primera solicitud online de dinero gratis)

Dispon: Micropréstamos de 400€.

Dispon: Micropréstamos de 400€.

Por 100€ a pagar en 30 ó 33 días: los intereses ascienden a 34€ ó 37€

Kyzoo: préstamos de dinero urgente hasta 800 Euros.

Kyzoo: préstamos de dinero urgente hasta 800 Euros.

Si pides 100€ a devolver en 30 días pagarás 30,00€ de intereses.

Okmoney: Consigue Hasta 600€ online sin esperas ni papeleos

Okmoney: Consigue Hasta 600€ online sin esperas ni papeleos

Intereses por 100€: 30,00€

Cochego: Usando tu coche como aval, consigue préstamos de hasta 15.000.

Cochego: Usando tu coche como aval, consigue préstamos de hasta 15.000.

Intereses: 10% TAE

Québueno: Créditos rápidos de 900 Euros

Québueno: Créditos rápidos de 900 Euros

Intereses por 100€ en 30 días: 29,7 Euros

Qué es un préstamo personal: El origen de los créditos

Quizá te sorprenda saber que el origen del préstamo personal se remonta hasta la antigua Roma, donde ya existían avalistas y usureros. Se podría decir que el concepto préstamo personal nació al mismo tiempo que la creación de la moneda.

El Cristianismo veía con malos ojos el tema de los créditos y fueron los judíos los que se encargaban de hacer este tipo de préstamos a particulares. Francia fue el primer país cristiano que, tras la Revolución francesa, comenzó a regularizar este tipo de intercambios y préstamos de dinero.

Gracias al paso del tiempo y la creación de bancos centrales, los préstamos personales fueron regularizados hasta llegar a ser un producto bancario como tal.

Pero, ¿qué se considera exactamente un préstamo personal?  Los préstamos personales son aquellos productos que reciben los prestatarios (personas que solicitan crédito) de un prestamista (entidad financiera o bancaria) y a los que se les aplica una serie de intereses. El dinero prestado debe ser devuelto en los plazos marcados junto con los intereses, lo que se denomina cuotas.

Es importante saber que en este tipo de préstamos el prestatario responde del crédito con sus bienes presentes y futuros, en caso de impago. Suelen ser préstamos de dinero que va a emplearse para comprar algún artículo o servicio, como pudiera ser un coche, estudios, pagar una vacaciones o bien superar un bache, etc.

Ahora que ya conocemos la historia de este tipo de préstamos, veamos qué tipos de créditos existen en el mercado.

Características de los préstamos personales bancarios

Los préstamos personales ofrecen más dinero que un minicrédito y, por tanto, suelen estar destinados a financiar proyectos más costosos (realizar una obra menor, contratar un master educacional, financiar una boda, comprar un coche nuevo, etc…).

Al ser cantidades de dinero más elevadas (desde 1.500€ hasta 15.000€), los plazos de devolución suelen oscilar entre un año y hasta incluso 15 años. La devolución se hace mediante cuotas mensuales donde se abona  el dinero prestado con sus intereses.

Estos préstamos personales son solicitados a través de entidades bancarias, bien presencialmente en el propio banco y en los últimos tiempos también se puede hacer vía online con ofertas específicas para este tipo de contratación en la mayoría de los casos.

El tiempo de espera hasta la obtención del dinero dependerá de los trámites de cada banco. Lo normal es que en un par de semanas te informen de la aprobación o denegación de tu dinero. Una vez se obtenga la respuesta, habrá que firmar un contrato con el banco donde se estipulan y características del préstamo personal concedido.

Tipos de préstamos personales online

Existen numerosos tipos de créditos, dependiendo de la cantidad de dinero que quieras solicitar, el tipo de intereses o tu situación económica particular. Lo bueno de este amplio abanico de posibilidades es que tienes mucho donde elegir y existe una financiación para cada tipo de persona, es decir, a tu medida.

Vamos a ver todos los préstamos personales existentes en España, de forma que puedas despejar dudas y decidir qué es lo que más te conviene.

¿Preparado para saber qué crédito es el tuyo?

Microcréditos: préstamos urgentes de hasta 1000€

Los microcréditos o minipréstamos son productos financieros diseñados para cubrir pequeños imprevistos como una reparación inesperada del coche, los gastos extra de la vuelta al cole de los niños, pagar un extra del dentista, unas vacaciones inesperadas, darse un capricho o cualquier otra cosa que no tengas prevista y  que no te permita llegar a final de mes.

Si necesitas una cantidad de dinero de hasta 1000€, que puedas considerar como un adelanto de tu nómina, los minicréditos son tu mejor aliado. Eso sí, debes saber que los intereses de estos productos son más elevados que en los préstamos personales, ya que suelen equivaler a un 1% diario. Por el contrario, la ventaja es que como el plazo de devolución es de 30 días como máximo el coste que tendrás que asumir tampoco es desorbitado.  Por ejemplo, si pides 100€ de préstamo tendrás que pagar aproximadamente entre unos 20-26 euros en concepto de intereses. Como hemos comentado, este tipo de préstamos están pensado para cubrir un imprevisto urgente de manera puntual, no como una forma recurrente de financiación.

Las ventajas de estos minipréstamos al consumo residen en la facilidad y rapidez con la que podrás obtener ese dinero extra que necesitas directamente en tu cuenta bancaria. Una vez hagas la solicitud y sea aprobada recibirás tu dinero en unas horas o como mucho un día. Dinero rápido sin papeleos y con la ventaja de obtener una respuesta inmediata.

Créditos rápidos: préstamos online por más de 1000€

Si necesitas obtener una cantidad de dinero superior a los 1000€, existen los créditos rápidos. Funcionan básicamente igual que los microcréditos, pero difieren en que la cantidad económica a solicitar es de mayor importe.

Si necesitas pagar un Master, un préstamo para financiar tu boda o cualquier otra situación que requiera de una mayor inversión económica, este tipo de préstamos se presentan como la alternativa ideal a los préstamos personales que conceden los bancos tradicionales.

La gestión para obtener el préstamo es bastante rápida y puedes tener el dinero en tu banco en menos de 24 horas. Esta es la diferencia básica con respecto a los productos bancarios de toda la vida. La agilidad, la sencillez y la rapidez para conseguir el dinero.

Si quieres consultar todos los créditos rápidos que existen entra aquí e infórmate

Créditos sin intereses: dinero rápido al 0%

Los imprevistos económicos esporádicos son una carga, sobre todo cuando sabes que ha sido por falta de previsión. Necesitas una ayuda para llegar a fin de mes pero no quieres hipotecarte más de la cuenta ni pagar intereses desorbitados. Quieres un préstamo rápidamente, como si se lo pidieras a un amigo o familiar. ¿Es esto posible? ¿Existen préstamos sin intereses? La respuesta es sí.

Existe un modelo de crédito sin intereses donde no tendrás que pagar ningún coste extra y solo tendrás que devolver el dinero solicitado. Es decir, si pides 200 euros al vencimiento del préstamo devuelves 200 euros. Así de simple y sin trampa ni cartón.

Seguramente te estarás preguntando cómo puedes conseguir uno de estos créditos sin intereses. Debes saber que, en general, suelen ser ofertas de lanzamiento de entidades financieras para captar nuevos clientes, que no suelen superar los 300€ y que el plazo de devolución es de 30 días. Realmente son una gran oportunidad que vale la pena aprovechar, sobre todo para superar un pequeño bache puntual.

Préstamo gratis sin pagar intereses. Desde luego es la mejor opción entre todos los modelos de préstamos personales, siempre que no necesites una gran cantidad de dinero y teniendo en cuenta que se trata de una oferta puntual. A partir de ese primer préstamo de la oferta de lanzamiento, las condiciones lógicamente van a variar e incluirán intereses. Pero, si nos hace falta un dinero extra y tenemos esa oportunidad de disfrutar de un préstamo gratis, ¿por qué no aprovecharla?

Préstamos rápidos sin nómina ni aval

¿Te encuentras en situación de desempleo? ¿Sólo cuentas con una pensión pero en la actualidad no tienes trabajo? También existe un producto financiero para ti.

Las entidades financieras que operan online han diseñado créditos urgentes sin nómina como opción a los créditos bancarios con condiciones más estrictas. En este tipo de préstamos no necesitarás presentar nóminas ni avales, pero necesitarás justificar unos ingresos mensuales recurrentes. Estos ingresos serán garantía suficiente para que te concedan el dinero solicitado.

Las cantidades que suelen prestar no superan los 900 euros y los plazos de devolución oscilan entre los 22 días o un mes. Si necesitas un dinero extra de forma rápida y sin complicaciones, pero no tienes a nadie que pueda avalarte ni una nómina, tu opción es ésta.

Tarjetas de crédito: financiación rápida para compras

Las tarjetas de créditos son también una forma de préstamo personal en cuanto a que te permiten disponer de dinero rápidamente cuando lo necesitas, sin necesidad de tener que pedir préstamos y que podrás devolver en cómodos plazos o cuotas mensuales.

Los intereses de las tarjetas de crédito suelen ser más elevados que los de los préstamos tradicionales, pero su mayor ventaja es la disposición del dinero de forma inmediata.  Dependiendo del tipo de tarjeta, podrás disponer de un importe de entre 2000€ y hasta 15.000 euros. El importe concedido dependerá de tu situación financiera y tu nivel de riesgo.

La forma de devolución del préstamo variara dependiendo de la modalidad de pago que elijas:

Pago a mes vencido: Los pagos a mes vencido no acumulan intereses, y te permiten disponer de una cantidad de dinero extra para imprevistos y reembolsarla 30 días después sin ningún coste extraordinario.

Cuotas mensuales: En esta modalidad de pago los intereses pueden fluctuar entre un 12% y un 27% TAE (Tasa Anual Equivalente). Este porcentaje variará dependiendo del importe y las mensualidades que elijas.

CONSULTAR TARJETAS DE CRÉDITO

Préstamos con ASNEF: créditos para personas en listados de morosidad

Aparecer en un listado de morosidad es como un estigma a la hora de solicitar un préstamo personal en una entidad bancaria. Uno de los requisitos que suelen pedirse es no aparecer en un registro de este tipo. Pero si éste es tú caso hay soluciones alternativas y podrás solicitar un préstamo online con ASNEF sin problemas, siempre que cumplas los siguientes requisitos:

  • Que la deuda por la cual has sido incorporado al fichero no supere los 1000€ (en algunos casos 2000€) y no corresponda a un impago relacionado con tarjetas de crédito o préstamos personales con entidades financieras.
  • Tener un mínimo de ingresos que sirvan como garantía a la compañía de crédito de que devolverás el dinero prestado.

Como verás, existe un producto financiero diseñado para cada perfil o situación financiera. Estar en un listado de morosidad por una situación puntual no te deja directamente sin posibilidades para poder conseguir un préstamo.

Qué documentación necesito para solicitar un préstamo personal

Los papeleos y documentación a presentar cuando pides un crédito rápido online no suele ser muy tediosos. Dependerá de la entidad de préstamos y del importe solicitado, pero por norma general ésta será la documentación que necesitarás para realizar tu solicitud de dinero online:

DNI o NIE: Un requisito imprescindible para demostrar que eres mayor de edad y residente en España es la presentación de una fotocopia de tu Documento  Nacional de Identidad. Recuerda que también podrás mandarlo escaneado, siempre que sea claramente legible.

Justificante bancario de tus ingresos: En tu banco debes solicitar un documento donde aparezcan tus ingresos mensuales. Esto es imprescindible, ya que las entidades de crédito necesitan asegurarse de que su préstamo será devuelto.

Documento con tu número de cuenta bancaria: Para poder verificar que eres titular de una cuenta, será necesario que presentes un justificante bancario donde aparezcan los 20 dígitos de tu cuenta y tu nombre como titular. Valdrá con un extracto bancario, donde aparezca esta información.

El hecho de pedir tu crédito online te permitirá agilizar el proceso y obtener tu préstamo en apenas unas horas o como mucho en dos días sin papeleos interminables.

Préstamos personales online ¿Qué requisitos debo cumplir?

Los requisitos a la hora de pedir un préstamo personal online pueden variar dependiendo de la compañía donde pidas el préstamo, el importe de dinero solicitado y el tipo de crédito. Por norma general, las condiciones de este tipo de créditos suele ser más laxas que en los bancos.

Aunque como hemos indicado las condiciones pueden variar, las exigencias generales suelen ser las siguientes:

Residir en España: No es necesario haber nacido en España, pero sí tener residencia española. Este es un requisito básico para poder solicitar un préstamo personal en España. Para ello, deberás acreditarlo con tu Documento Nacional de Identidad o NIE.

Tener la mayoría de edad: El límite mínimo de edad lo marca cada empresa, pero la norma es ser mayor de edad o tener al menos 21 años. También existen límites de edad máxima, que suelen estar entre los 65 y 75 años dependiendo de cada caso.

Poseer ingresos mensuales recurrentes: Algunas compañías ponen como condición indispensable tener una nómina, pero suelen ser las menos. Lo importante es poder demostrar que el solicitante del préstamo tiene unos ingresos mensuales para poder hacer frente al pago del dinero prestado. Estos ingresos pueden provenir de una pensión, beca, prestación de desempleo, jubilación, plan de pensiones o similar. Cuanto mayor sea el importe de crédito solicitado, mayores deberán ser esos ingresos mensuales para que puedan ser una garantía. En el caso de los minipréstamos, esos ingresos han de ser de un mínimo de 500€ mensuales.

Ser titular de una cuenta bancaria española y un teléfono móvil: Otros dos requisitos que suelen pedir todas las entidades de préstamos son ser titular de una cuenta y de un número de teléfono móvil. La cuenta bancaría será necesaria tanto para hacer el ingreso del dinero como para poder hacer el cargo del pago. La línea de teléfono móvil se exige para poder realizar las comunicaciones pertinentes y corroborar que eres la misma persona solicitante.

No aparecer en un listado de morosos por una deuda con otra entidad financiera o por tarjetas de crédito: Aparecer en ASNEF no tiene que ser directamente un problema, dependiendo de la compañía de crédito. Lo que sí es indispensable es que esa deuda, por la cual apareces en el registro de morosos, no supere los 2.000 euros y que, del mismo modo, no sea por haber dejado dinero a deber de algún otro préstamo o una tarjeta de crédito.

Como puedes comprobar, estos requisitos son bastante básicos en comparación con los que exige cualquier entidad bancaria tradicional para conceder un préstamo personal. Lo que estas compañías de concesión de créditos necesitan básicamente es corroborar que efectivamente podrás asumir el pago del dinero prestado con estos requisitos básicos.

¿Qué ocurre si no pagas los préstamos personales online?

¿Qué ocurre si te vas de un establecimiento sin pagar algo? Hay que pensar que en esto de los préstamos online ocurre exactamente lo mismo. En el momento en que contratas un préstamo personal estás asumiendo unas obligaciones y te estás comprometiendo a devolver el dinero que te han préstamo en los plazos estipulados previamente. Si no cumples con este compromiso, tendrás que abonar gastos de demora y otra serie de gastos derivados.

Por tanto, desde Top Créditos te recomendamos que antes de solicitar un préstamo personal online, hagas un ejercicio de reflexión y evalúes si realmente podrás pagarlo en la fecha indicada. Si la respuesta es no, es mejor que no te embarques en más gastos que al final te supondrán una deuda mayor.

En caso de que no pagues tu préstamo personal, estos son los gastos que deberás asumir:

Gastos de demora: Estos gastos son específicos de cada compañía de préstamos. Aunque por ley nunca podrán ser el doble de los intereses iniciales del crédito.

Gastos de gestión: Los gastos derivados de la gestión de contacto para reclamar el impago, también deberán ser abonados por ti. Costes de las comunicaciones telefónicas, burofax, cartas etc… Esta cantidad suele ser de unos 30 o 40 euros. Al final, todo va sumando.

Igualmente, según el caso, tendrás que asumir otro tipo de consecuencias, que es importante que conozcas:

Registro de tu nombre en ficheros de morosidad: En caso de que no se abone el pago del dinero prestado una vez reclamado, estas compañías podrán inscribirte en cualquier listado de morosos. Esto significa que no podrás volver a solicitar ningún préstamo de este tipo en el futuro.

Reclamación del pago por empresas de recobro: Del mismo modo, también pueden recurrir a empresas especializadas en el cobro de deudas, que intentarán comunicar contigo por todas las vías con las molestias que todo esto te ocasionará. Desde luego, no es plato de buen gusto.

Vía judicial: La vía judicial también es otra vía por la que pueden reclamar el pago de tu préstamo personal. Ya sabes que esto además conllevará gastos asociados de procurador, abogado, etc… y, en caso de que pierdas el juicio, tendrás que asumir todas las costas derivadas del procedimiento judicial.

Lo bueno es que todas estas consecuencias las puedes evitar perfectamente.

Después de leer estos puntos seguro que antes de pedir tu préstamo personal, te plantearás si realmente podrás asumir el pago de la deuda antes de hacer tu solicitud. Evidentemente no merece la pena solicitar un crédito online para solventar un problema económico y luego encontrarte con una deuda mayor por no llegar a tiempo a hacer la devolución. ¿No crees?

Deja un comentario




Share This