¿Qué es la cláusula suelo? Todo lo que debes saber en 2019!

La cláusula suelo se ha convertido en una fuente continua de polémicas en los últimos años. Son muchas las familias que se encuentran en litigios judiciales por ella, y los bancos han tenido que llegar a muchos acuerdos extrajudiciales para frenar esta tendencia.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre la cláusula suelo para tener clara tu situación y para valorar si la entidad con la que tienes contratada tu hipoteca te puede haber colado un gol por la escuadra o no.

 

¿Qué es la cláusula suelo?

Aunque existen hipotecas fijas, la mayoría de las que se contratan son variables. Este tipo de hipotecas está vinculada al Euríbor, el índice de intereses que se calcula a nivel europeo, y que no para de fluctuar.

Lo normal es que el banco ponga como condición en la devolución el Euríbor más un diferencial, por ejemplo, Euríbor + 1,20%. Cada año se revisa esto, con lo que la cuota mensual que se paga no para de cambiar según esas fluctuaciones del Euríbor.

Para evitar que esos vaivenes fueran excesivos, en muchas hipotecas se incluyen cláusulas suelo y cláusulas techo. Se trataba de que la cuota mensual de la hipoteca no subiese de determinados valores, puesto que perjudicaría al cliente, ni bajase de determinado punto, puesto que perjudicaría al banco.

El problema vino porque las cláusulas techo que se impusieron fueron exageradamente altas. Para que te hagas una idea, hablamos de cláusulas de un 13%, cuando lo máximo que se llegó a pagar fue un 6%. De esta manera, el techo era ficticio.

Sin embargo, la cláusula suelo sí que llegó a actuar. El Euríbor llegó a estar por debajo del 1%, lo cual habría abaratado muchísimo las hipotecas de muchas familias si no hubiesen existido las cláusulas suelo, que impedían que el cliente pagase menos del 2 o el 3%, dependiendo de la entidad.

Esto dio origen a dos tipos de quejas: por un lado, muchos usuarios se quejaban de que desconocían que su hipoteca incluyese este tipo de cláusula. Por otro lado, se consideraba abusivo que la cláusula techo estuviese tan alejada de las cifrase reales y la de suelo no.

A través de diferentes despachos de abogados y asociaciones de consumidores, estos se organizaron para presentar demandas conjuntas e individuales y comenzar una carrera judicial que, pasados unos años, empezó a dar sus frutos.

Esas sentencias judiciales son las que han marcado la diferencia en este proceso, ya que no ha parado de producirse un goteo de sentencias favorables a los clientes y desfavorables a las entidades financieras.

Esto ha producido que se refuerce la postura de los clientes y que los bancos y cajas tengan que cambiar su postura para adaptarse a la ley, con lo cual cada vez están luchando más por evitar juicios como los que se vienen produciendo en los últimos años.

Otras personas decidieron llegar a acuerdos directamente con las entidades, sin juicios, para ahorrarse los costes que estos conllevan y el estrés que genera un proceso de este tipo. Esos acuerdos extrajudiciales son una opción desde hace unos años.

Muchas entidades han facilitado estos procesos hasta el punto de que se realicen en unas pocas semanas y con muy poca documentación. Esto es una gran comodidad para ti como usuario, ya que te permitirá no tener que acabar en juicios.

Además, algunas entidades están devolviendo todo lo que se cobró indebidamente, incluso lo que se cobró antes de que comenzasen a llover las sentencias judiciales que anulaban este tipo de cláusulas por considerarlas abusivas y opacas.

Como ves, la cláusula suelo puede afectar muy negativamente a tu bolsillo si el Euríbor es realmente bajo. Es normal que esto te preocupe, por lo que vamos a contarte ahora todo lo que necesitas saber para solucionar este problema, si es que lo tienes. Y todo en un mismo artículo.

 

Nuestra calculadora de cláusula suelo: ¡Ya puedes calcular tu cláusula suelo!

Insertar calculadora si la tienes, si no, borrar este apartado (lo pongo porque si la tienes, aumentarás mucho la retención del usuario)

Con este simulador de cláusula suelo podrás hacer el cálculo de tu cláusula suelo de forma cómoda.

 

¿Cómo saber si tengo cláusula suelo?

Muchas personas se preguntan: “¿Cómo saber si mi hipoteca tiene cláusula suelo?”. Y es una pregunta relevante, la verdad. La verdad es que no es excesivamente fácil encontrarla en muchas hipotecas. Está claro que no es algo que a los bancos le interesan que tú conozcas.

Sin embargo, es obligatorio por ley informar sobre ella, así que se encuentra en tu hipoteca sí o sí. Es en la escritura de tu préstamo hipotecario donde debes consultar si esa hipoteca incluye una cláusula suelo o no.

¡Ojo! La escritura del préstamo no es lo mismo que la escritura de la vivienda. Mientras que la de la vivienda indica que esta es de tu propiedad, en la escritura del préstamo hablamos del contrato voluntario que haces con el banco que te lo concede.

En cualquier caso, se trata de que mires en el apartado “Condiciones financieras de la escritura”. En él te aparecerán los plazos de amortización, los intereses y términos similares. No esperes encontrar la expresión “cláusula suelo”, puesto que vendrá disfrazada bajo otro nombre.

Los más habituales son “Límite de la variabilidad”, “Tipo de interés mínimo” o “Límites a la aplicación del interés variable”. Una vez que encuentres algún término de este tipo, debe explicitarse en unas pocas líneas que el interés nunca será inferior de un porcentaje determinado.

Si no lo encuentras y sospechas que sí que lo tienes o si quieres quedarte con la total tranquilidad de que lo revise un profesional, puedes llevarlo a un notario. Te cobrarán esa revisión según el número de páginas que contenga el documento.

Que tenga cláusula suelo no tiene por qué ser una mala noticia. Se tratará simplemente de que se abre ante ti la posibilidad de reclamar el dinero que te han estado cobrando de más durante todos estos años, lo cual puedes hacer por varias vías diferentes.

Lo primero en lo que debes fijarte es en la entidad con la que lo tienes contratado. Dependiendo de cuál sea, el camino será más fácil o más complicado. En cualquier caso, se trata de que lo que cobres sea lo que te corresponde y ni un euro menos.

Hay algunas entidades que ponen muchas facilidades al cobro, mientras que otras están dando más problemas, ya que intentan evitarlo a toda costa con varias artimañas. No obstante, debes tener claro que la ley te ampara y que llevas todas las de ganar.

La pregunta no es si te quitarán la cláusula suelo o no, sino sobre todo cuándo lo harán y a cambio de cuánto dinero. Es ahí donde realmente está ahora el debate, mucho más que en otro tipo de consideraciones que ya han quedado respaldadas por las sentencias judiciales.

Es importante que conozcas cuáles son esas sentencias judiciales, ya que suponen el marco legal que va a explicar las decisiones que están tomando las diferentes entidades afectadas por ellas. Sin duda se trata de una información que conviene que conozcas antes de dar más pasos.

Aquí has podido ver que comprobar si tienes cláusula suelo es algo relativamente sencillo. Es positivo también tener en cuenta otros factores como si entendiste bien lo que te estaban ofreciendo o si la entidad de entregó la hipoteca días antes de firmarla, algo a lo que está obligada por ley.

Si todo esto no ocurrió, sin duda aumentan las posibilidades de que estés ante un caso en el que la cláusula ha sido abusiva u opaca y la entidad tenga que indemnizarte por ello, haciendo que el dinero que te han cobrado indebidamente desde entonces te sea devuelto en su integridad.

 

¿Qué dicen las sentencias sobre las cláusulas suelo?

Si quieres reclamar la cláusula suelo, tienes que estar al tanto de qué han dicho los tribunales al respecto. Y es que, en algunos casos, la reclamación de la cláusula suelo es posible, pero, en muchos otros casos, no.

En 2013 el Tribunal Supremo anuló las cláusulas suelo de 40 bancos y cajas por “poco transparentes” y “abusivas”. Aunque varios juzgados ya sentenciaron en la misma línea, es sin duda esta sentencia del máximo tribunal español la que sienta jurisprudencia.

Estaba basada en una macro demanda presentada por 15.000 afectados y gestionada por la asociación ADICAE. Hablamos por lo tanto de un punto de inflexión a partir del cual las entidades financieras se mostraron mucho más receptivas a negociar compensaciones a sus clientes.

Eso sí, esto no quiere decir que todas las cláusulas suelo sean abusivas. Las sentencias están limitadas a esos 40 bancos y cajas, por lo que si la tuya no se encuentra entre ellas puede que no tengas nada que reclamar a tu entidad financiera.

Ten en cuenta que las cláusulas suelo no son ilegales, pero deben contar con los requisitos de estar explicitadas claramente en el contrato y de asegurarse de que el cliente entiende perfectamente este tipo de límites que se ponen al interés mínimo que pagas como hipotecado.

Esa sentencia ha hecho que para las entidades se abra un tiempo diferente, en el que se han abierto a la negociación para evitar muchos problemas judiciales que el uso de esas cláusulas les puede producir.

A esto hay que añadir que el Tribunal de Justicia de la UE dictó en 2016 que la banca debe devolver con carácter retroactivo lo que cobró de más con estás cláusulas, por lo que se refuerza aún más la posición negociadora de los clientes.

 

¿Cómo reclamar la cláusula suelo?

Si tienes cláusula suelo, debes tener claras las dos vías principales que tienes para reclamar tu dinero: la judicial y la extrajudicial. Dependiendo de tu caso y de la actitud de tu banco o caja deberás optar por un camino u otro.

Sin duda, lo ideal es optar por la vía extrajudicial. Ir a tu sucursal e intentar llegar a un acuerdo con el banco es la mejor manera de atajar el problema de la manera más rápida y menos dañina posible, aunque no siempre es lo más rentable.

Lo más normal es que la entidad te ofrezca una renegociación de los términos y condiciones de tu hipoteca que sea más favorable para ti. Pueden bajarte el tipo de interés o poner tu hipoteca fija sin aumentar ese interés, por ejemplo.

Hay decenas de soluciones que pueden proponerte que sean beneficiosas para ambas partes, ya que a ellas les evitan tener que pagar una indemnización y a ti te sirven para evitar un juicio, que siempre es un proceso duro, y para obtener una compensación económica.

La parte negativa de esto es que casi nunca vas a obtener lo mismo que te correspondería. Aunque tendrás un beneficio económico, no será tan grande como la indemnización que correspondería si el banco te tuviese que pagar todo lo que te ha cobrado de más durante estos años.

En el caso de que quieras esa indemnización completa o de que el banco no se muestre receptivo a la hora de negociar, tienes la opción de la vía judicial. Este es un camino mucho más largo, en el que te tocará demostrar el abuso por parte de la entidad.

Lo mejor es que si tu banco o caja se encuentra entre las 40 cuyas cláusulas han sido eliminadas, es muy probable que acabes ganando el juicio. Eso sí, debes estar preparado para esperar, puesto que estas sentencias se están demorando años y años.

Además, la entidad puede recurrir casi eternamente para aplazar el pago lo máximo posible. Por todo ello, es un proceso complicado. Y debes tener en cuenta que siempre existe la posibilidad de que pierdas el juicio.

Lo bueno de la vía judicial es que es la única manera de recuperar todo el dinero que te corresponde. Eso sí, puede que la sentencia decida que se te debe devolver todo el dinero cobrado indebidamente (desde 2008 o 2009 dependiendo del caso) o simplemente lo cobrado desde la sentencia del Supremo de 2013.

Tanto un camino como el otro tienen sus pros y contras. Si prefieres la tranquilidad y la instantaneidad del acuerdo extrajudicial, esa vía será la mejor para ti. Si en cambio quieres recuperar lo máximo y no tienes prisa, la vía judicial será la más apropiada.

Eso sí, la tendencia está siendo a que cada vez haya menos casos en los juzgados y más acuerdos extrajudiciales. Las entidades ya han asumido que es irremediable y prefieren gastarse el menor dinero posible en juicios, que también son algo costoso para ellas.

Muchas te ofrecen directamente un formulario de reclamación para que no tengas más que rellenarlo y esperar a su contestación para firmar el acuerdo. Todo esto hace que ahora sea mejor momento que nunca para solicitar la devolución por tu cláusula suelo.

Si ahora te has dado cuenta de que tienes cláusula suelo y de que te están cobrando más de la cuenta, el primer paso que debes dar siempre es el de contactar con tu entidad financiera. Es la mejor manera de intentar llegar a un acuerdo y evitar que tengáis que entrar en procesos más complicados, como un juicio.

 

Cláusula suelo según bancos

Como hemos visto, el hecho de que tu cláusula suelo sea demandable o no depende mucho de en qué entidad tengas tu hipoteca. Por eso, queremos analizarte las más importantes y las que más polémica han generado.

Si tienes la hipoteca con una de estas entidades aquí podrás saber todo lo que necesitas para recurrir esa cláusula suelo o para intentar llegar a algún tipo de acuerdo con la entidad.

BBVA Cláusula Suelo

La cláusula suelo del BBVA ha sido una de las más polémicas en los últimos años. Aunque la entidad se mostró reticente en un principio, desde el año pasado viene alcanzando acuerdos extrajudiciales no solo por lo cobrado desde 2013, sino incluso desde antes.

Ha demostrado tener la capacidad necesaria para negociar de nuevo los términos de este tipo de cláusulas y para ofrecer a sus clientes diferentes tipos de compensaciones para no generar más sentencias judiciales y problemas asociados.

El BBVA fue uno de los bancos afectados por la sentencia del Supremo de 2013. De momento, ha rechazado conceder una devolución generalizada, y lo que está haciendo es estudiar cada caso en concreto para devolver el dinero solo a aquellos clientes que les corresponda.

Evidentemente, si eres cliente del BBVA y deciden que no te corresponde ningún tipo de compensación, sin duda deberás reclamar y agotar tanto la vía extrajudicial como la judicial si un profesional de la abogacía así te lo recomienda.

 

Cláusula Suelo Banco Popular

El caso del Banco Popular es también uno de los más sonados. El hecho de que este banco fuese comprado posteriormente por el Banco Santander hace que muchos clientes viviesen esos momentos con inquietud, sin saber qué pasaría con sus hipotecas.

Si quieres quitar tu cláusula suelo en tu hipoteca con este banco (ahora con el Santander) ahora lo tienes bastante fácil, puesto que esta entidad insta a sus clientes a solicitar una devolución extrajudicial, mostrando una gran predisposición a llegar a acuerdos.

En primer lugar, ellos decidirán si tu caso concreto se ajusta a lo que estipula el Tribunal Supremo en su sentencia o no. Si eres rechazado, puedes empezar a negociar con ellos e incluso a agotar la vía judicial si fuese necesario.

En el caso de que sí que admitan tu solicitud, el banco te quitará la cláusula suelo de la hipoteca y además te devolverá lo cobrado indebidamente. Por lo tanto, estás ante una de las maneras más fáciles de recuperar tu dinero en el caso de que tengas tu hipoteca con esta entidad.

 

Cláusula Suelo La Caixa

La Caixa es otra de las entidades afectadas por la sentencia del Tribunal Supremo. Se han adaptado también a ella, ofreciendo un proceso de compensación relativamente rápido y sencillo para el cliente, que puede de esta manera evitar la temida vía judicial.

El cliente debe acudir a una oficina de La Caixa con su DNI y entregar un formulario que la entidad ha creado. La Caixa tramitará la solicitud y la estudiará en un plazo de 3 meses, tras los cuales te comunicarán la resolución a la que han llegado y los motivos de la misma.

Si es favorable, todos los titulares de la cuenta deberán acudir a la oficina para firmar un acuerdo, en el que se establecerá un importe que recibirás en concepto de compensación. Un proceso sin demasiadas complicaciones que resulta beneficioso para ambas partes.

Lo negativo es que durante el tiempo en el que se esté estudiando tu solicitud no podrás interponer ningún tipo de demanda judicial, por lo que quedas un poco a expensas de lo que la entidad pueda dilatar el proceso, confiando en su buena fe.

 

Cláusula Suelo Sabadell

El Banco Sabadell es la entidad que más reticente se ha mostrado a la hora de hacer las compensaciones que la sentencia del Tribunal Supremo marcaba. De hecho, no ha parado de defender la legalidad de sus cláusulas suelo.

Sin embargo, en el último año ha cambiado un poco el tono. Para empezar, ha comenzado a devolver lo cobrado a algunos clientes que crearon su hipoteca con el Banco Gallego, entidad que fue absorbida por el Sabadell en el año 2013, lo cual ya es todo un avance.

Y no solo eso, sino que entre esas devoluciones incluye también a quienes habían llegado a acuerdos para no reclamar. Incluso las está devolviendo con carácter retroactivo. Todo esto supone un cambio en la política de este banco que no deja de llamar la atención.

Aun así, si tienes tu hipoteca con el Banco Sabadell y ya has comprobado que cuenta con cláusula suelo, debes saber que te enfrentas a un proceso difícil y que probablemente acabe en los tribunales. No obstante, el cambio que te hemos mencionado te puede permitir ser optimista.

 

Cláusula Suelo Bankia

Bankia es una de las entidades que sí que ha mostrado una gran predisposición a devolver lo que cobró indebidamente. De hecho, lleva ya más de 200 millones de euros devueltos por este concepto a más de 39.000 clientes.

Aunque la entidad ya ha dado por concluido este proceso, está claro que si tienes tu hipoteca con ellos y te has dado cuenta ahora de que tienes cláusula suelo, sin duda debes reclamar lo que te corresponde. Lo más normal es que acabéis llegando a un acuerdo extrajudicial.

Esta entidad ha seguido desde 2017 un procedimiento exprés para que los clientes afectados pudieran tener el reembolso del dinero que les pertenece de la manera más rápida posible. La entidad devuelve tanto lo cobrado como un añadido por el interés legal del dinero.

La idea es que obtengas lo mismo que obtendrías en caso de ir a juicio y ganar, pero sin la contra que tiene un proceso judicial, que siempre es algo lleno de imprevistos y de angustias que uno nunca sabe cuánto le van a afectar en lo económico y en lo anímico.

 

Cláusula Suelo Cajamar

Cajamar se ha mostrado desde el comienzo de todo este proceso bastante reticente a la hora de devolver a sus clientes lo que había cobrado de manera abusiva u opaca. Esto ha generado muchas críticas y quejas entre ellos, además de un largo camino judicial en muchos casos.

La entidad ha provisionado 200 millones de euros para pagar algunos casos concretos, pero está intentando que en la mayoría de ocasiones no sea con carácter retroactivo. Además, la sentencia del Supremo solo afecta a las hipotecas que se firmaron con entidades que eran parte de Cajamar cuando firmaste.

Es decir, si firmaste tu hipoteca con alguna entidad que ahora pertenece a Cajamar pero que entonces no lo era, puedes olvidarte de obtener una compensación por parte de Cajamar. Sin duda, esto hace que mucha gente se quede fuera de esa compensación.

En el caso de que sí formases parte de Cajamar, no tienes más que interponer una demanda de reclamación de cantidad a la entidad, en el caso de que esta no te ofrezca ningún otro procedimiento extrajudicial administrativo. Si te lo ofrece, podrás seguir esa vía.

Esperamos que este artículo te haya servido para conocer más a fondo todo lo que necesitas saber sobre la cláusula suelo. Como ves, se trata de algo enormemente complejo, que ha causado sufrimiento en muchas familias durante varios años.

La parte positiva es que la práctica totalidad de los procesos judiciales se están resolviendo a favor de los clientes, ya que toda la jurisprudencia que te hemos mencionado es muy favorable a ellos. La parte negativa es que se trata de un camino largo y tortuoso.

 

Si ya has comprobado si tu hipoteca cuenta con cláusula suelo y tienes claro que te corresponde una devolución, el siguiente paso es contactar hoy mismo con tu entidad para estudiar cuál es el mejor camino posible para recuperar tu dinero.